adSense

Google+ Seguidores

domingo, 20 de diciembre de 2009

Los riesgos de infarto, pueden atenuarse con la meditación



La meditación podría transformarse en una herramienta médica de rutina para los problemas del corazón. Un estudio realizado en Estados Unidos encontró que las personas con enfermedad de las arterias coronarias que practican meditación trascendental tienen un riesgo casi el 50% menor de sufrir paros cardíacos, infartos cerebrales y muerte

La meditación podría transformarse en una herramienta médica de rutina para los problemas del corazón. Un estudio realizado en Estados Unidos encontró que las personas con enfermedad de las arterias coronarias que practican meditación trascendental tienen un riesgo casi el 50% menor de sufrir paros cardíacos, infartos cerebrales y muerte.

Investigaciones previas sobre la meditación trascendental mostraron que reduce la presión arterial, el stress psicológico y otros factores de riesgo para las patologías del corazón. Pero este es el primer análisis clínico que muestra que la práctica a largo plazo de este programa reduce la incidencia de los problemas cardiovasculares, dijo Robert Schneider, el principal autor del estudio y director del Centro para la Medicina Natural y Preventiva.

La enfermedad de las arterias coronarias es el tipo más común de patología cardíaca. Se desencadena cuando los depósitos de colesterol causan el estrechamiento y endurecimiento de las arterias coronarias, que son justamente las que irrigan al corazón.

Muchos factores de riesgo aumentan las posibilidades de sufrir este mal. Entre ellos se incluye la hipertensión, un nivel alto de colesterol en sangre, la diabetes, una dieta poco sana, la vida sedentaria, el tabaquismo y el stress, entre muchos otros.
La meditación a largo plazo

Durante 9 años, se siguió de cerca la salud de un grupo de personas con arterias coronarias estrechadas. En promedio, tenían 59 años. Algunos de ellos practicaron meditación trascendental a lo largo de todo el estudio mientras que el resto tuvo clases sobre cómo controlar los factores de riesgo y qué estilo de vida les convenía llevar.

Todos los voluntarios continuaron con el tratamiento médico habitual sin ningún tipo de interrupción mientras duró el estudio.

Transcurridos los nueve años, los investigadores notaron que las personas que practicaron habitualmente la meditación trascendental tuvieron una probabilidad un 47% menor de sufrir paros cardíacos, infartos cerebrales y muerte. A su vez, se observó una baja importante en su presión arterial. En el grupo de las personas que sufrían de stress se notó una marcada disminución en sus niveles de ansiedad.

Los científicos consideran que su estudio es un ejemplo de cómo un cambio en el estilo de vida previene las enfermedades cardiovasculares en las personas en riesgo.

Schneider incluso aseguró que el efecto de la meditación trascendental es equivalente a agregar una nueva clase de remedio para prevenir los problemas del corazón. En este caso, la nueva medicación deriva de la farmacia interna del cuerpo, estimulada por la práctica de la meditación trascendental, concluyó.

Fuente

1 comentario:

  1. Hola señores; he practicado la meditación y he sentido muy buenos resultados para la depresión.
    Diariamente en la mañana hago un momento de meditación y ddoy órdenes al cuerpo para sentirme liberada y lo he logrado. Muchas gracias.

    ResponderEliminar

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Registros

Visitas al sitio bersoa.com De momento a esta pág: